Estrellas binarias masivas nacen en pareja

Los seres humanos son todos diferentes al nacer, excepto los gemelos idénticos: tienen los mismos ojos, la misma nariz, la misma boca y el mismo pelo. Muchas veces incluso usan la misma ropa. Cuando ves dos personas muy parecidas, lo más seguro es que sean gemelas.

¿Pero qué pasaría si todo el mundo fuera igual? En ese caso, sería difícil reconocer a dos gemelos reales. Dos niños de la misma edad que siempre juegan juntos podrían ser gemelos, pero también podrían haber nacido de padres diferentes y simplemente haberse hecho amigos en la infancia. Sería difícil saber si son gemelos o no.

Lo mismo pasa con las estrellas: son todas muy parecidas. Cuando se ven dos estrellas que orbitan una alrededor de la otra (a estas estrellas se las conoce como estrellas binarias), es difícil saber a ciencia cierta si nacieron juntas, como dos gemelas. Es posible que hayan nacido por separado y que se hayan juntado después. Los astrónomos desconocen sobre todo la historia neonatológica de las estrellas binarias muy masivas.

Desde luego, hay una forma de estudiarla. Si pudiéramos presenciar el nacimiento de las estrellas, podríamos saber cuáles nacieron solas o en pareja, pero eso es muy difícil. Las estrellas nacen dentro de nubes de polvo y gas, y es difícil ver qué ocurre dentro de esas nubes.

Ahí es donde ALMA interviene. Al observar en longitudes de onda milimétricas, ALMA puede observar a través de estas nubes opacas. Es un poco como cuando un doctor usa ultrasonidos para “mirar” dentro del útero de una mujer embarazada.

Los astrónomos de ALMA estudiaron una incubadora de estrellas llena de polvo ubicada en nuestra galaxia, la Vía Láctea, y descubrieron que ya contiene estrellas bebé que orbitan una alrededor de la otra a cada 600 años. Juntas, estas dos estrellas tienen 80 veces la masa de nuestro Sol.

En el futuro, cuando se disperse el polvo que las rodea, ambas brillarán, formando un enorme y luminoso sistema binario. Y gracias a las observaciones de ALMA, ahora sabemos que nacieron juntas. Es probable que la mayoría de las estrellas binarias masivas de la Vía Láctea haya nacido en pareja.


¿Qué se observó?

La incubadora de estrellas estudiada por ALMA, conocida como IRAS 07299-1651, se encuentra a unos 5.500 años luz de nosotros, en el límite entre las constelaciones del Can Mayor y de Puppis, la Popa. Esta nube de polvo y gas fue descubierta por el satélite astronómico infrarrojo IRAS. ALMA logró observar a través del polvo y detectar un par de estrellas bebés en órbita mutua, al igual que un doctor que observa el interior del útero de una mujer embarazada. Las estrellas están separadas entre sí por 12.000 millones de kilómetros y orbitan una alrededor de la otra a cada 600 años aproximadamente. Juntas, son unas 80 veces más masivas que nuestro Sol.

¿Quiénes observaron?

Las observaciones de IRAS 07299-1651 con ALMA fueron realizadas por un equipo internacional de astrónomos dirigido por Yichen Zhang, del RIKEN Cluster for Pioneering Research de Japón. Yichen trabajó con colegas de Japón, Suecia, Estados Unidos, Italia y Chile. El equipo publicó sus hallazgos en la revista Nature Astronomy el 18 de marzo de 2019.

Revisa esto en el sitio de ALMA