La primera galaxia con forma de disco encontrada por ALMA es difícil de explicar
Nuevos Descubrimientos

La primera galaxia con forma de disco encontrada por ALMA es difícil de explicar

Tiempo de lectura: 4 minutes

Las galaxias con forma de disco como nuestra propia Vía Láctea, crecieron más rápido de lo que esperaba la mayoría de los astrónomos. Esa es la sorprendente conclusión de un nuevo descubrimiento de ALMA.

Después del Big Bang, hace unos 13.800 millones de años, los átomos se agruparon por primera vez en galaxias pequeñas e irregulares. Estos "bloques de construcción galácticos" más tarde se fusionaron en sistemas cada vez más grandes. Finalmente, después de que todo se detuvo, las galaxias desarrollaron discos planos y giratorios, comparables al disco central de nuestra Vía Láctea. Todo el proceso puede llevar miles de millones de años; al menos, eso es lo que pensaban los astrónomos.

Pero una galaxia masiva y remota encontrada y estudiada por ALMA muestra lo contrario. Esta galaxia está tan lejos que su luz tardó 12,3 mil millones de años en llegar hasta nosotros. En otras palabras: vemos la galaxia como era hace 12,3 mil millones de años. En aquel entonces, el Universo tenía solo 1.500 millones de años, un poco más de una décima parte de su edad actual.

Sorprendentemente, ALMA descubrió que el gas en la galaxia ya está rotando de manera ordenada, tal como el gas de nuestra galaxia en forma de disco: la Vía Láctea. Nunca antes se había encontrado una galaxia de disco giratorio en una etapa tan temprana de la vida del Universo. Es un poco como encontrar un pájaro joven pero casi adulto en un nido recién construido.

Nadie comprende cómo la galaxia pudo haberse formado tan rápidamente. Si solo creciera a través de la fusión de "bloques de construcción galácticos" más pequeños, nunca podría llegar a ser tan grande y regular en solo 1.500 millones de años. Quizás también hubo un flujo constante de gas frío desde el área circundante. Pero incluso entonces, cabría esperar que la galaxia en crecimiento fuera bastante caótica durante mucho tiempo.

Los astrónomos tienen esperanzas de encontrar galaxias mucho más remotas en el futuro. Juntas, podrán pintar una imagen de cómo surgieron las galaxias de disco como nuestra propia Vía Láctea.


¿Qué se observó?

La galaxia remota, conocida por su designación de catálogo DLA 0817g, fue descubierta por primera vez por ALMA en 2017. A veces se la llama Disco de Wolfe, en honor al astrónomo Arthur Wolfe, quien murió en 2014. Observaciones posteriores revelaron que el gas en la galaxia masiva está rotando de forma ordenada, en forma de disco, a velocidades de unos 270 kilómetros por segundo. Eso es comparable a las velocidades de rotación en nuestra propia galaxia, la Vía Láctea. ALMA pudo estudiar los movimientos de los átomos de gas en la galaxia, mientras el radiotelescopio Very Large Array observaba las moléculas de gas y el telescopio espacial Hubble estudiaba la luz de las numerosas estrellas calientes recién nacidas de la galaxia.

¿Quiénes observaron?

Las observaciones de ALMA de DLA 0817g fueron realizadas por un equipo de astrónomos dirigido por Marcel Neeleman del Instituto Max Planck de Astronomía en Heidelberg, Alemania. Marcel trabajó junto con Xavier Prochaska de la Universidad de California en Santa Cruz, Nissim Kanekar (Instituto Tata de Investigación Fundamental en Pune, India) y Marc Rafelski (Instituto de Ciencias del Telescopio Espacial en Baltimore). Los cuatro astrónomos publicaron sus resultados en la revista científica semanal Nature.

Revisa esto en el sitio de ALMA