Las estrellas más gordas crecen de la misma forma que las más delgadas

¿Sabes cuánto pesabas cuando naciste? La mayoría de los bebés nacen pesando entre 3 y 4 kilogramos. Pero no todos. Algunos pesan mucho más, o mucho menos, dependiendo de la velocidad a la que crezcan.

Lo mismo sucede con las estrellas bebés. Suelen tener masas distintas, y la mayoría pesa menos que nuestro Sol. Pero algunas son mucho más pesadas. De ahí la pregunta: ¿habrán crecido de la misma forma?

Para responder esa pregunta, se estudió una estrella bebé muy masiva usando ALMA. Una estrella conocida como G353, que ya tiene unas diez veces la masa del Sol. Y como sigue creciendo, va a alcanzar una masa mucho más grande.

Los astrónomos ya sabían cómo crecían las estrellas bebé livianas. Cuando son muy jóvenes, se encuentran rodeadas de un gran disco de gas. Debido a la gravedad de la estrella, ese gas fluye hacia ella y la alimenta. De esa forma, la estrella va adquiriendo masa, y solo para de crecer cuando se agota el gas del disco, o cuando su propia radiación hace que el gas se esparza en el espacio.

En el caso de las estrellas bebés más pesadas, se desconocía su proceso de crecimiento. Estas protoestrellas masivas, como se les conoce, son bastante escasas. Hasta las más cercanas están a cientos de años luz de nosotros, demasiado lejos para estudiarlas en detalle.

Sin embargo, gracias a la aguda visión y la gran sensibilidad de ALMA, los astrónomos pudieron observar el crecimiento de G353. Y resulta que crece igualito a las estrellas bebés más pequeñas. La única diferencia es que el disco que la rodea contiene más gas.

De hecho, el disco de G353 es un poco más brillante de un lado que del otro. Además, parece ser inestable, con lo cual, en el futuro, probablemente se desintegrará en manchas más pequeñas.  En discos de estrellas menos masivas se han observado fenómenos similares, otro indicio de que las estrellas pesadas y las más livianas crecen de la misma forma.

Podrías pensar que es un resultado obvio, algo que todos esperaban observar. Pero recuerda que nadie sabía si habría una diferencia. Eso es algo muy importante en la ciencia: aunque creas que algo es verdad, ¡siempre tienes que demostrarlo!

¿Qué se observó?

El nombre completo de G353 es G353.273+0.641. Esos números indican la posición de la estrella en el cielo, en la constelación de Escorpio. Esta protoestrella se encuentra a 5.500 años luz de nosotros y tiene tan solo unos 3.000 años de edad. Por suerte, vemos su disco casi de frente, y por eso ALMA puede ver con claridad qué sucede allí.

¿Quiénes observaron?

Las observaciones de la protoestrella masiva G353 con ALMA fueron realizadas por un equipo de astrónomos japoneses dirigido por Kazuhito Motogi, de la Universidad de Yamaguchi. Los resultados del estudio se publicaron en la revista The Astrophysical Journal Letters.

Revisa esto en el sitio de ALMA