ALMA observa anillo de escombros generado por formación de planetas

Suele ser difícil encontrar planetas alrededor de estrellas, porque generalmente son demasiado pequeños, pero hay formas de detectarlos. En el caso de la estrella cercana Fomalhaut, ALMA obtuvo una imagen de un anillo de escombros congelados a su alrededor. Y la presencia de este anillo solo se explica por la existencia de un sistema planetario.

Se sabe que los planetas nacen en discos de polvo y gas que giran alrededor de estrellas jóvenes. Allí, el material rocoso se aglomera para formar planetas similares a la Tierra, y los pedazos de hielo terminan formando planetas gigantes como Júpiter. Pero no toda la roca y el hielo se aglutina de esta forma; de ahí que nuestro Sistema Solar tenga dos cinturones hechos de escombros. El primero se encuentra entre las órbitas de Marte y Júpiter, y está hecho de pequeños asteroides rocosos. El segundo se encuentra después de la órbita de Neptuno, y contiene muchos objetos helados.

El anillo que rodea Fomalhaut es similar a estos. Y como es mucho más grande que un planeta, es más fácil de detectar con un telescopio terrestre. En 2012, cuando ALMA todavía estaba en construcción, ya se había obtenido una imagen de una pequeña parte del anillo. Ahora, el observatorio de 66 antenas produjo la primera imagen del anillo completo en longitudes de onda milimétricas.

ALMA también observó el gas de monóxido de carbono presente en el anillo. Se cree que este gas fue liberado por la colisión de cometas. De las observaciones se desprende que los cometas presentes alrededor de Fomalhaut son muy similares a los que hay en nuestro Sistema Solar.

El anillo de escombros alrededor de Fomalhaut es relativamente estrecho y tiene bordes muy filudos. No es un círculo perfecto, pues de un lado (en la parte inferior izquierda de la imagen) está mucho más cerca de la estrella que del lado opuesto.* La única explicación para este fenómeno es que el anillo es deformado por la gravedad de los planetas.

Es posible que el telescopio espacial Hubble ya haya observado algunos de estos planetas hace algunos años. Los astrónomos esperan poder confirmar este hallazgo en el futuro y encontrar más planetas en el sistema.

* En la imagen generada por ALMA, el anillo tiene la forma de una elipse muy alargada. Esto se debe a que no lo observamos de frente, sino un poco de lado. Aun si pudiéramos verlo de frente, se vería excéntrico, con un lado más cerca de la estrella.


¿Qué?

Fomalhaut es la estrella más brillante de la constelación del Pez Austral. Como está a solo 25 años luz de nosotros, podemos verla fácilmente con nuestros ojos, sin necesidad de un telescopio. Fomalhaut es dos veces más masiva que el Sol. También es muy joven, pues tiene apenas unos 440 millones de años (¡nuestro Sol es 10 veces más viejo!). Las imágenes del anillo de escombro obtenidas por ALMA son de un área situada a unos 20.000 millones de kilómetros de la estrella, es decir, unas 4,5 veces la distancia que separa nuestro Sol del planeta Neptuno. El anillo de Fomalhaut tiene un ancho de aproximadamente 2.000 millones de kilómetros.

¿Quiénes observaron?

Durante los últimos años, el sistema Fomalhaut ha sido extensamente estudiado por Paul Kalas, un astrónomo de la Universidad de California, en Berkeley. Paul también dirigió los equipos que realizaron las observaciones de Fomalhaut con ALMA. Estos equipos publicaron dos artículos científicos sobre sus hallazgos en la revista The Astrophysical Journal. El autor principal del primer artículo es Meredith MacGregor, una astrónoma del Harvard-Smithsonian Center for Astrophysics, ubicado en Cambridge (Massachusetts). El autor principal del segundo artículo es Luca Matrà, de la Universidad de Cambridge (Reino Unido).

Revisa esto en el sitio de ALMA