Galaxias bebé giran como espirales maduras

ALMA descubrió que las galaxias más jóvenes se portan bien desde muy temprano. El hallazgo sorprendió mucho a los astrónomos, porque se creía que las galaxias recién nacidas eran muy caóticas, siempre llenas de gas moviéndose en todas las direcciones. En cambio, ALMA descubrió dos galaxias bebé que ya giraban como un remolino, a un ritmo constante, al igual que las galaxias maduras como nuestra propia galaxia, la Vía Láctea.

Las primeras galaxias del Universo se formaron a partir del colapso de nubes de gas. Eran galaxias de forma irregular, pequeñas y llenas de polvo. Muchos astrónomos creían que el gas de estas galaxias tendrían un comportamiento turbulento. Renske Smit, una astrónoma neerlandesa que trabaja en Cambridge (Reino Unido), decidió estudiar el asunto y, con la ayuda de sus colegas, usó ALMA para observar dos galaxias recién nacidas del Universo primitivo. Ambas están tan lejos que su luz tardó casi 13.000 millones de años en llegar hasta nosotros. Esto significa que nosotros las vemos tales como eran en los comienzos del Universo, tan solo 800 millones de años después del Big Bang.

Gracias a la gran precisión y sensibilidad de ALMA, los astrónomos lograron estudiar el movimiento de las nubes de gas de estas galaxias. El resultado fue sorprendente: ya eran galaxias muy bien portadas, que describían un claro movimiento en remolino, al igual que galaxias mucho más maduras como las galaxias espirales.

Renske y sus colegas quieren estudiar otras galaxias jóvenes para ver si se comportan de la misma forma.


¿Qué se observó?

Las dos galaxias observadas por ALMA están tan lejos de nosotros que su luz tardó 13.000 millones de años en alcanzarnos, pero ALMA pudo observar su radiación milimétrica y submilimétrica. El equipo midió con gran precisión la longitud de onda de la radiación proveniente de distintos puntos de las galaxias y descubrió que un lado de cada galaxia se acercaba a nosotros, mientras que el otro lado se alejaba. Esto significa que ambas giran de forma ordenada, como un gran remolino.

¿Quiénes observaron?

El estudio acerca de estas dos galaxias distantes fue realizado por un equipo internacional de astrónomos encabezado por Renske Smit, del Instituto Kavli de Cosmología, de la Universidad de Cambridge, en el Reino Unido. Renske trabajó con algunos excolegas de la Universidad de Leiden, en Países Bajos, y con astrónomos de Estados Unidos, Suiza y Chile. Los resultados del estudio se publicaron en el semanario científico Nature y se presentaron en la reunión n.º 231 de la Sociedad Astronómica Estadounidense en Washington, D. C.

Revisa esto en el sitio de ALMA