ALMA mapea moléculas orgánicas en la “coma” de cometa Wirtanen

ALMA mapea moléculas orgánicas en la “coma” de cometa Wirtanen

En diciembre de 2018 un cometa brillante pasó cerca de la Tierra, y ALMA aprovechó para estudiarlo en detalle.

El 16 de diciembre, el cometa Wirtanen llegó a tan solo 11,4 millones de kilómetros de nosotros, es decir, unas 30 veces la distancia que nos separa de la Luna, lo cual es bastante cerca para un objeto de este tipo. En ese momento, el cometa se vio como un haz de luz difuso en el cielo.

Los cometas son pequeños astros que atraviesan el Sistema Solar. Están hechos de polvo y hielo y, por lo general, tienen solo unos pocos kilómetros de ancho. Al acercarse al Sol, parte del hielo se evapora y su núcleo helado queda envuelto en una gran nube de partículas de polvo y gas. Esta nube es lo que se conoce como la coma (la cabeza) del cometa.

Dos semanas antes de que el cometa alcanzara el punto más cercano a la Tierra, ALMA apuntó sus antenas al centro de la coma y, de esa forma, detectó la radiación milimétrica emitida por moléculas de ácido cianhídrico (HCN). La mayor parte del gas de ácido cianhídrico se encontraba cerca del núcleo del cometa, como puede verse en la imagen. Alrededor de esta nube central hay un área más grande y menos simétrica que contiene menos gas HCN.

Cuando ALMA realizó las observaciones, el cometa Wirtanen aún se encontraba a 16,5 millones de kilómetros de distancia. El 9 de diciembre, cuando el cometa estaba a solo 13,6 millones de kilómetros, se realizaron nuevas observaciones para estudiar otras moléculas.

El ácido cianhídrico (HCN) tiene un átomo de hidrógeno (H), uno de carbono (C) y uno de nitrógeno (N). Es una molécula orgánica simple y uno de los componentes básicos de la vida. El hecho de que el ácido cianhídrico esté tan presente en la coma del cometa Wirtanen significa que los cometas pueden haber traído los primeros componentes básicos de la vida a la Tierra hace miles de millones de años.


¿Qué se observó?

El cometa Wirtanen (conocido oficialmente como 46P/Wirtanen) fue descubierto en 1948 por el astrónomo estadounidense Carl Wirtanen. La mayoría de los cometas tienen órbitas muy largas y pasan cerca del sol al menos una vez en la vida de un ser humano, pero el cometa Wirtanen tiene un período orbital de tan solo 5,5 años. Ya había sido observado en apariciones anteriores, pero nunca con ALMA. Este cometa era el objetivo principal de la sonda europea Rosetta, pero debido a retrasos en el proyecto, al final se envió Rosetta al cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko. El núcleo del cometa Wirtanen probablemente tenga apenas 1,4 kilómetros de extensión.

¿Quiénes observaron?

Las observaciones de ALMA fueron realizadas por un equipo de astrónomos encabezado por Martin Cordiner. Martin es astromíquico de la Catholic University of America, en Washington D. C., y trabaja en el Goddard Space Flight Center de la NASA en Greenbelt (Maryland, Estados Unidos). Martin también ha usado ALMA para estudiar el cometa C/2012 S1 (ISON), así como la atmósfera del gran satélite saturniano Titán. Las observaciones del cometa Wirtanen realizadas con ALMA se publicaron en la revista científica Nature.

Revisa esto en el sitio de ALMA