ALMA descubre que galaxia distante en forma de hot dog es caníbal

Mucha gente come carne de pollo, vacuno o cerdo, lo cual puede parecer cruel, si lo piensas bien. Pero mucho más cruel sería comer a otros seres humanos: es lo que llamamos canibalismo. Por suerte, es un fenómeno bastante raro.

Pero ALMA ahora descubrió un caníbal cósmico: una distante galaxia que está devorando otras galaxias. Y es una galaxia muy glotona, puesto que se está tragando nada menos que tres galaxias al mismo tiempo.

Este objeto hambriento fue descubierto en 2015. No es una galaxia demasiado grande, pero sí increíblemente luminosa, pues emite energía equivalente a 350 billones de estrellas similares a nuestro Sol. De hecho, es la galaxia más brillante que se conoce.

Toda esta energía se genera en el núcleo de la galaxia, que alberga un agujero negro supermasivo, 4.000 millones de veces más masivo que el Sol. Alrededor del agujero negro gira un disco de gas supercaliente cuya radiación también calienta las nubes de polvo aledañas que, a su vez, empiezan a emitir grandes cantidades de luz infrarroja. La luz infrarroja es radiación de calor. Nosotros no podemos verla a simple vista, pero hay telescopios y satélites que sí pueden.

A causa de todo el polvo, no se puede ver el núcleo de la galaxia con telescopios ópticos. Por eso los astrónomos lo llaman Hot (‘caliente’) DOG, que en inglés es la sigla de ‘galaxia oscurecida por el polvo’.

Ya se sabía que esta galaxia tiene tres galaxias compañeras más pequeñas. Ahora ALMA detectó unos penachos de gas frío que fluyen desde estas tres galaxias hasta la galaxia Hot DOG central. Al parecer, las galaxias más pequeñas son absorbidas por la más grande, en un fenómeno de canibalismo galáctico. Los penachos contienen una gran cantidad de gas, y pesan casi lo mismo que las tres galaxias pequeñas.

Como la galaxia Hot DOG está muy lejos, su luz tardó 12.400 millones de años en llegar hasta nosotros. Por eso, nosotros la vemos tal como era hace 12.400 millones de años, cuando el Universo era muy joven. Esta galaxia seguirá siendo muy luminosa al menos durante varios cientos de millones de años más gracias a todo el gas que está devorando. Parte de ese gas alimentará el agujero negro central, que, de esa forma, seguirá activo durante mucho tiempo, mientras que otra parte del gas producirá nuevas estrellas.

Los astrónomos nunca habían presenciado un acto de canibalismo cósmico en una etapa tan joven del Universo. Las observaciones de ALMA proporcionaron una vista única de los hábitos alimentarios de algunas de las primeras y más distantes galaxias del Universo.


¿Qué se observó?

La galaxia Hot DOG se conoce oficialmente como W2246-0526. Fue descubierta en 2015 por la sonda Wide-field Infrared Survey (WISE) de la NASA, un telescopio espacial que detecta la luz infrarroja emitida por las estrellas y galaxias. La galaxia se encuentra en la constelación de Acuario, el Portador de Agua, y está tan lejos que su luz tardó más de 12.400 millones de años en llegar hasta nosotros. Y como su núcleo es tan luminoso, en realidad es un cuásar. Sin embargo, generalmente los cuásares también son muy brillantes en longitudes de onda visibles, mientras que W2246-0526 emite principalmente radiación infrarroja.

¿Quiénes observaron?

La galaxia caníbal fue estudiada por Tanio Díaz-Santos, de la Universidad Diego Portales, en Santiago de Chile. Tanio trabajó en colaboración con astrónomos de Chile, Estados Unidos, Francia, Reino Unido, China y Corea del Sur. Los investigadores usaron ALMA para detectar grandes penachos de gas frío que fluyen desde las tres galaxias compañeras hasta la galaxia Hot DOG central. Las observaciones realizadas con ALMA se publicaron en la revista científica Nature.

Revisa esto en el sitio de ALMA