ALMA ha estado explorando en los rincones polvorientos del Universo para descubrir los secretos de ¡las mayores explosiones del Universo!

Los estallidos de rayos gamma son las explosiones más brillantes del Universo. ¡Emiten más energía en 10 segundos que el Sol durante su vida entera de diez mil millones de años!

Sólo vemos los estallidos de rayos gamma en galaxias muy lejanas; galaxias tan distantes que su luz tarda miles de millones de años en alcanzarnos. Esto significa que cuando miramos estas galaxias a través de telescopios, las vemos tal como eran hace miles de millones de años, cuando el Universo todavía era joven. (El Universo tiene 13800 millones de años de edad).

Los astrónomos piensan que los estallidos de rayos gamma son producidos por la explosión de estrellas masivas al final de sus vidas. Estos cegadores estallidos de luz vienen seguidos por un resplandor más débil. Sin embargo, algunos estallidos de rayos gamma misteriosamente parece que no tienen resplandor. A éstos se les llama “estallidos oscuros”.

Una explicación de estos estallidos oscuros es que la explosión queda escondida por nubes de polvo cósmico, que bloquean la luz débil. Sin embargo, esto contradice otra idea de que los estallidos de rayos gamma deberían de estar rodeados por grandes cantidades de gas, a partir del cual se formaron las estrellas originales.

Hasta ahora no teníamos telescopios suficientemente potentes como para mirar en el Universo lejano y resolver este problema cósmico. Pero ALMA vino al rescate.

Usando este telescopio gigante, los astrónomos han estado estudiando dos galaxias en las que recientemente se observaron estallidos de rayos gamma. Por primera vez, han conseguido examinar los alrededores de estallidos de rayos gamma ¡y han encontrado que estas antiguas galaxias se encuentran en ambientes notablemente polvorientos!


Dato curioso

Los estallidos de rayos gamma están demasiado lejos de los astrónomos para que podamos ver todos sus detalles. En lugar de eso, un artista ha creado esta asombrosa imagen para darnos una idea del aspecto que podría tener uno de ellos.

Texto: SpaceScoop

Crédito: Universe Awareness (unawe.org)