Al igual que los árboles que crecen a partir de pequeñas semillas, los planetas crecen a partir de partículas de polvo diminutas. Primero, las partículas se juntan para formar “pelusas” cada vez más grandes. Luego, van formando piedras y rocas. Estos objetos más grandes se atraen mutuamente debido a su gravedad y terminan apiñándose hasta formar planetas.

Por primera vez en la historia, los astrónomos lograron medir el tamaño de las partículas de polvo que constituyen las “semillas” de futuros planetas. Son partículas que orbitan una estrella recién nacida situada a 500 años luz de la Tierra. Obviamente están demasiado lejos para medirlas directamente. Lo que hicieron los astrónomos fue usar ALMA y un fenómeno luminoso llamado polarización.

Las ondas de luz visible (u ondas milimétricas y submilimétricas) normalmente vibran en todas las direcciones posibles. Pero cuando son reflejadas por las partículas de polvo y rebotan, estas ondas se vuelven polarizadas. De esa forma, pasan a vibrar de forma más intensa en un sentido específico.

La intensidad y el sentido de esta vibración proporcionan información sobre las partículas que causan este fenómeno. De las observaciones de ALMA se desprende que las partículas de polvo alrededor de la estrella recién nacida son realmente diminutas: tienen menos de un séptimo de milímetro de diámetro. Sería muy difícil verlas sin un microscopio.

El resultado fue una sorpresa. La mayoría de los astrónomos creía que las partículas de polvo serían mucho más grandes: al menos de un milímetro de diámetro. Pero sus cálculos daban por sentado que eran perfectamente redondas, como pequeñas esferas. Ahora, los astrónomos de ALMA creen que son “esponjosas” y tienen formas mucho más irregulares.


 

¿Qué se observó?

HD142527 es una estrella recién nacida que se encuentra en la constelación de Lupus (El Lobo), a 500 años luz de nosotros. Tiene apenas 5 millones de años y todavía está rodeada por un disco de polvo y gas. En el futuro, las partículas de polvo de este disco crecerán juntas hasta formar planetas como la Tierra. HD142527 es casi dos veces más pesada que nuestro Sol.

¿Quiénes observaron?

Las observaciones de HD142527 con ALMA fueron realizadas por Akimasa Kataoka. Akimasa es un astrónomo japonés que trabaja en la Universidad de Heidelberg, en Alemania. Estas observaciones las realizó con un numeroso grupo de colegas japoneses y alemanes. El equipo publicó sus hallazgos en la revista científica The Astrophysical Journal.