Al igual que la gente, las estrellas nacen, envejecen y mueren. Las estrellas de tamaños pequeño y mediano sabemos que nacen en enormes nubes de gas frío y polvo cósmico conocidas como nebulosas. Ocasionalmente, algo perturbará el gas de estas nubes. Por ejemplo, la atracción de la gravedad de una estrella que pasa, o la violenta explosión de una estrella